Los nutrientes: Nociones básicas

División básica de los distintos nutrientes que se encuentran en los alimentos

Los nutrientes o nutrimentos son los distintos compuestos orgánicos e inorgánicos que se encuentran en los alimentos. Tradicionalmente se clasifican de forma general en función de su naturaleza química. También es importante considerar las diferencias entre nutrientes esenciales y aquellos que no lo son, es decir, los que nuestro organismo puede sintetizar a partir de moléculas precursoras.

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

La Organización Mundial para la Salud (OMS) define los nutrientes como «aquellos factores dietéticos de carácter orgánico e inorgánico contenidos en los alimentos y que tienen una función específica en el organismo».  Así mismo, el organismo de Naciones Unidas define alimento como «toda sustancia o producto de carácter natural o artificial apta para el consumo humano». También podemos abordar el concepto de  alimento desde su vertiente nutricional, entendiéndolo como «cualquier sustancia que aporta la materia y energía necesarias para realizar nuestras funciones vitales». 

 

En esta segunda definición de alimento aparece otro concepto fundamental, la energía. Lo que comúnmente conocemos como "las calorías". Conocer el aporte energético de los alimentos es imprescindible para diseñar cualquier dieta equilibrada que pretenda cubrir las necesidades energéticas que tiene nuestro organismo para llevar a cabo sus funciones y mantenerse en perfecto estado. 

En esta ocasión lo utilizaremos para evaluar si un alimento es o no una buena fuente de nutrientes. Y es que, cuando afirmamos que un alimento es "rico en nutrientes", estamos hacemos referencia a la proporción de éstos en función de su aporte energético. Y claro está, para afirmar que un determinado alimento es "una buena fuente de nutrientes" también habrá que tener presente la cantidad consumida normalmente, su coste, disponibilidad...

En función de su naturaleza química, conocemos los siguientes tipos de nutrientes:

Esta es una clasificación de los nutrientes tan básica como funcional, a la que deberíamos añadir la fibra dietética como parte de los carbohidratos, pese a no serlo en sentido estricto (no participa activamente en procesos metabólicos necesarios para el organismo). Como deja claro la definición citada arriba, estas sustancias nutricionales son tanto inorgánicas (minerales) como orgánicas (todas las demás). Otro elemento de naturaleza inorgánica a tener muy en cuenta es el agua: Aunque al igual que en el caso de la fibra tampoco es considerado como nutriente, todos sabemos de su enorme importancia (hablamos de «la molécula de la vida»). 

Otra clasificación básica de los nutrientes hace referencia a su importancia en las relaciones metabólicas del organismo:

  • Nutrientes esenciales. Aquellos que son vitales para el organismo, dado que no los puede sintetizar. En el caso de los humanos se trata de ciertos aminoácidos, lípidos (ácidos grasos), vitaminas y minerales.
  • Nutrientes no esenciales. A diferencia de los nutrientes considerados esenciales, éstos pueden ser sintetizados por nuestro organismo, normalmente a partir de los primeros, el agua y el oxígeno.

En función de la cantidad necesaria podemos hablar de:

Macronutrientes. La ingesta diaria de carbohidratos, proteínas y grasas, compuestos químicos base  de los procesos metabólicos, es habitualmente del orden de gramos.

Micronutrientes. Se requieren en pequeñas cantidades, como en el caso de vitaminas y minerales. Son reguladores del metabolismo, pero a diferencia de los macronutrientes no son el sustrato de los procesos energéticos. Su ingesta necesaria es del orden de miligramos e incluso microgramos.   

Compartir en Google +

Lo último en Nutrición y Salud

Calculadora calórica

Consulta las calorías diarias necesarias según tu edad, peso, sexo y actividad física